Inglés como segundo idioma - Cómo aprenderlo desde pequeños

Inglés en familia, para bebés y para mamás.

Cómo introducir el inglés en casa para fomentar el bilingüísmo. Primero veamos qué significa ser bilingüe, porqué hasta ahora no hemos aprendido bien inglés y qué podemos hacer para remediarlo.

¿Qué significa ser bilingüe?

Ser bilingüe significa hablar perfectamente dos idiomas como lo haría un nativo. Es decir, que una persona bilingüe es bi-cultural en tanto en cuanto capta las sutilidades del lenguaje; algo que no haría una persona que aunque tiene un nivel muy alto de inglés no fue educado en ambos idiomas como una persona bilingüe.

Últimamente se ha dado un uso demasiado vago al término bilingüe. Ser bilingüe no debe ser el objetivo de familias españolas que viven en España y cuyos miembros fundadores son españoles. Aunque puede darse, creo que lo que en última instancia se busca es que nuestros hijos puedan expresarse en inglés sin dificultades.

Para poder ser oficialmente bilingüe es necesario crecer en un país extranjero siendo de padres españoles que sólo hablen español por ejemplo. O, viceversa, crecer en España con padres anglo-sajones que sólo hablan en inglés. En ambos casos, el niño crecerá entre dos culturas y dos idiomas, dando como resultado el bilingüísmo.

No obstante, las influencias actuales sobre el lenguaje han hecho que el término bilingüe sea equivalente al concepto de que una persona domine un segundo idioma, aunque técnicamente no sea bilingüe.

¿Por qué España no hablamos bien inglés?

En otros países, como Guatemala, Dinamarca, Israel o la India, los niños crecen siendo bilingües; entonces, ¿porque en España no es así? ¿Acaso los niños españoles son distintos de los niños de otros países? Obviamente no. Sin embargo, en España hay actitudes y estructuras que impiden que lleguemos a creer en nuestra capacidad para aprender inglés.
No es que los españoles hayan nacido con un gen que les impide hablar inglés; los motivos de que los españoles no hablen bien inglés son de tipo cultural, educativo y lingüísticos.

El aspecto cultural
A nivel cultural, el sentido del ridículo juega un factor importante. Los españoles tienden a burlarse de sus compañeros cuando hablan inglés. Como muestra un botón; el famoso discurso en inglés de Aznar, o de Botín, que han sido objeto de burlas constantes, o los chistes de Chiquito de la Calzada mofándose de los ingleses.

La influencia de la filosofía franquista sigue siendo una realidad en la sociedad actual. El franquismo trajo consigo el doblaje del cine y la televisión y la exaltación del español y el rechazo de todo lo de “fuera”.

Para leer más al respecto de estas ideas puedes visitar la página de mi amigo Cees Sier que ha escrito un libro muy interesante "Cómo hablar inglés de una puñetera vez". http://caseysier.com/4.html

La formación del profesorado
Por otro lado, el sistema educativo español, en el que los futuros profesores aprenden los idiomas en los libros y en clases dirigidas por otros españoles que tampoco hablan inglés a nivel bilingüe.
Lamentablemente, muchos profesores de inglés ni siquiera hablan inglés correctamente.

El sistema de enseñanza
El proceso a través del cual aprendemos nuestro idioma nativo sería, de manera esquemática, el siguiente:
Escuchar varias veces la misma palabra > reproducirla y perfeccionar la pronunciación > aprender a leer la palabra > aprender a escribir la palabra.

En España los idiomas se enseñan al revés de cómo aprendemos nuestro primer idioma. Primero se aprende a escribir, luego a leer, luego a hablar y luego a escuchar. Cuando lo más importante de aprender un idioma es hacerse entender en él, nuestro sistema busca solamente poder entenderlo.

Otro aspecto que influye a la hora de aprender idiomas, es el aspecto lúdico. Las clases de inglés se vuelven tediosas con largas y complejas horas de aprendizaje de gramática, verbos y listas de vocabulario.

Es lógico que los jóvenes acaben detestando los idiomas, y más aún si los padres los inscriben en aburridas academias que no hacen más que repetir el fracasado sistema del colegio: ejercicios en libros de texto con profesores no bilingües.

Quizá uno de los puntos más importantes es que la educación del segundo idioma se pospone hasta los 6 años, y estudios recientes han descubierto que la capacidad para aprender idiomas disminuye a partir de los 6 años.

El aspecto lingüístico
Luego está el aspecto lingüístico, y es que el español consta de una fonética muy limitada, mientras que el inglés tiene una fonética mucho más amplia. En español hay cinco vocales que equivalen a cinco sonidos, mientras que en inglés con las mismas vocales tenemos 20 sonidos.

Porqué se debería enseñar inglés a los niños desde pequeños

Estudios recientes han hecho un descubrimiento muy importante y es que la capacidad de adquisición del lenguaje merma exponencialmente a partir de los 6 años.

Durante los primeros años, los bebés desarrollan su capacidad innata de descifrar el código del lenguaje de sus cuidadores y aprender a hablar.

Los padres hablan a sus bebés, les cantan canciones y les leen cuentos. De esta manera el bebé pone en marcha su mecanismo de adquisición del lenguaje.

Se deduce que la adquisición del segundo idioma se puede efectuar de la misma manera que se adquiere el primero: recibiendo lo que yo califico de “impactos verbales” de manera regular y repetitiva de los cuidadores.

Los impactos verbales son las conversaciones, frases o palabras que recibe el bebé de las personas de su entorno.

¿Cómo se consigue aprender un segundo idioma si no eres nativo ni vives la inmersión de dicho idioma?

Sin duda, la mejor forma de aprender un idioma es irse a vivir al país donde hablen el idioma en cuestión, pero ante la imposibilidad de hacer esto se puede recrear un entorno anglo-parlante a través de varios recursos.
Los niños aprenden su idioma nativo sin una enseñanza formal, por tanto, buscamos que el aprendizaje del segundo idioma de la misma manera. De una forma natural, integrada en la vida diaria, en la que se realizan las actividades habituales en el segundo idioma sin prestar atención a la gramática.

Hay muchas cosas que pueden hacer los padres para simular un entorno anglófono en sus casas. Una de las más importantes es predicar con el ejemplo y utilizar el idioma. Tanto si hablas con fluidez como si estás empezando.
Selecciona los momentos del día donde sabes que tendrás más facilidad para utilizar el inglés y comprometerte a usarlo a diario. Por ejemplo, en el horario de las comidas o en el ritual del baño.

Sé constante. Es preferible usar unas pocas frases cada día que proponerse usar muchas y luego verse sobrepasado por el reto.

A la mayoría de los niños les encanta aprender idiomas. Su sentido de la curiosidad, su deseo de comunicarse y su ausencia de miedo y vergüenza son cualidades envidiables. Aprovechalas y aplícatelas a ti también.
Además de hablar inglés, puedes:

  • Poner la tele en inglés. Existe la discusión de si los niños deben ver la televisión antes de los tres años; claramente, no es recomendable dejar que los niños vean la televisión y se debe posponer al menos hasta los tres años. Pero si por razones personales dejarás que tu bebé vea la tele sigue estas recomendaciones de la Asociación de Pediatría: limitar las horas a máximo 2 diarias; Sólo ver contenidos aptos para su edad; ver la televisión en compañía y comentar con el bebé lo que se está viendo.
  • Asegurarte de que cada vez que compres un juego con voz, que sea en la versión inglesa y no en la española.
  • Comprar cuentos con CDs de audio en inglés. Hazte con una colección de DVD y CD para ver y escuchar juntos en casa o en el coche. Aprenderos juntos las canciones. Interactúa con tu bebé viendo los DVD. La estructura de la música se presta ya de por sí a la repetición y a la memorización y esto la convierte en una herramienta estupenda para enseñar inglés a los pequeños.
  • Usar juegos educativos como puzzles, dominó, flash-cards, abecedarios, teléfono electrónico para introducir y reforzar el vocabulario.
  • Asistir a actividades lúdicas que se desarrollen en inglés. Hoy día ya hay una amplia oferta de actividades extra-curriculares en inglés como ballet, fútbol, granjas escuelas, etc.
  • Ir al teatro en inglés. Cada vez hay más opciones para asistir a representaciones realizadas en inglés.
  • Viajar a un país de habla inglesa. Aprovechar las vacaciones para ir a Inglaterra, Estados Unidos, Irlanda...incluso existen campamentos de verano para aprender inglés para la familia completa (a partir de 4 años).
  • Tener una aupair inglesa en casa. Esta opción no es para todos pero si te lo puedes permitir es ideal.

¿Qué es el método Cincodeditos – Inglés en familia?

El método Cincodeditos se centra precisamente en el punto más importante que es que los padres hablen en inglés en casa durante las rutinas diarias.

A lo largo de nuevo meses y con cinco minutos diarios, enseñamos a los padres a hablar en inglés con sus hijos usando las frases que usaría cualquier madre o padre anglo-parlante.

Se aprenden las frases que se usarían en la hora del baño, de las comidas, del juego, de los enfados...

Personas con cualquier nivel de inglés pueden beneficiarse del curso, ya que el método respeta el proceso de aprendizaje natural e intuitivo del lenguaje.

Nada de gramática, desde el minuto uno el padre o la madre empiezan a hablar en inglés. Se sueltan en el idioma y ganan confianza.

Lo mejor es la motivación que impulsa a los padres a seguir con los nuevos hábitos, que no es ni más ni menos que la pasión que sienten por sus hijos y su deseo de procurarles la mejor educación posible.

Cuáles son los beneficios de un segundo idioma.

El primer beneficio que viene a la mente de todos cuando hablamos de saber hablar inglés es que mejora nuestras posibilidades de conseguir un mejor trabajo, pero las ventajas van mucho más allá.

Varias investigaciones han demostrado las ventajas intelectuales de los niños que aprenden más de un idioma. Los niños bilingües obtienen mejores resultados en sus estudios y en los tests de inteligencia. Además, los niños bilingües son niños más sociables y seguros de sí mismos y tienen mejores aptitudes respecto de la comunicación.

En mi propia experiencia, los niños que crecen siendo bilingües tienen un mayor vocabulario, tienen mayor capacidad para aprender más idiomas, tienen mayor auto-estima y tienen mejores habilidades para relacionarse, tienen una visión más amplia del mundo y observan los problemas desde varios ángulos.

Y, contrario a lo que se pueda pensar, el aprendizaje de un segundo idioma, no entorpece el aprendizaje de la lengua materna. El desarrollo del habla de un niño bilingüe será normal, aunque es posible que al principio mezcle sonidos de las dos lenguas y nos dé la impresión de que no arranca a hablar, o de que empieza a hablar más tarde. Pronto, no obstante, aprenderá a diferenciar bien los dos idiomas y utilizará cada uno en su contexto. Hacia los cinco años debe haber integrado la estructura de las dos lenguas.

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esto es para asegurarme de que eres una persona y no una máquina. Perdona las molestias.
5 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Actualizar Type the characters you see in this picture. Type the characters you see in the picture; if you can't read them, submit the form and a new image will be generated. Not case sensitive.  Switch to audio verification.