Frases en inglés usando diminutivos - Parte 1 - Inglés con bebés

Tu bebé puede aprender inglés contigo

Tercera entrada de esta semana siguiendo el reto de una mini-lección de inglés diaria para ayudarte a establecer una rutina de practicar inglés a diario en tu casa.

Estamos viendo los diminutivos de algunos objetos comunes en la vida de nuestros pequeños y hoy vamos a aprender a decir algunas frases que seguro vas a tener oportunidad de usarlas.

Para no agobiarnos, vamos a poner vídeos cortitos y aprender pocas frases cada día. Trata de memorizarlas y sobre todo, usarlas a lo largo del día de hoy para que queden fijadas en tu mente.

Las frases que aprenderás a pronunciar hoy son:

  • You are so cuddly. (Eres tan achuchable).
  • The teddy is so cuddly. (El osito es tan achuchable).
  • I have an owie on my finger. (Tengo una pupa en el dedo).
  • Let me see your booboo. (Déjame ver tu pupa.)

Enlace directo para usuarios Apple: http://www.youtube.com/watch?v=LWA5jxVgFm4

Like, Comparte, Suscribe y Comenta

Si te gusta lo que hago, ayúdame a difundir compartiendo mi blog, dando me gusta en los vídeos de youtube y suscribiéndote a mi canal y a mis redes sociales, y comentando en los artículos del blog. De esta manera me ayudarás a progresar en la blogesfera.

Si eres nuevo lee esto

Si has llegado aquí gracias a que alguien compartió contigo este artículo entonces te recomiendo que te suscribas al blog para recibir todas las lecciones de Inglés en Familia en tu email.

Mi método - Inglés en Familia

Mi misión es evitar que las nuevas generaciones tengan los idiomas como asignatura pendiente. Para ello, he ideado el método de Inglés en Familia en el que enseño a familias a usar los recursos que tienen a sus disposición para crear un entorno bilingüe en el hogar y de esta forma estimular el aprendizaje del segundo idioma desde la infancia con el objetivo de que el niño pueda ser bilingüe en edad adulta.

Un niño que ha estado expuesto al idioma desde pequeño tendrá más probabilidades de ser bilingüe en el futuro que un niño que nunca ha escuchado el idioma más que las dos horas de inglés reglamentarias del colegio.

Lo ideal de mi método es que los papás también salen beneficiados porque si no lo dominan, aprenden inglés al mismo tiempo que sus hijos.

Varios estudios avalan los beneficios del bilingüismo.

Aún así, existe la creencia de que el aprendizaje temprano de un segundo idioma puede frenar el desarrollo lingüístico del niño. Y no deja de ser cierto que quienes crecen aprendiendo dos lenguas asimilan más despacio cada una de ellas. Puede que los niños bilingües tarden más en hablar pero no en comprender los conceptos: desde bebés entienden que tienen dos palabras para referirse a una sola cosa.

Es por ello que establecen diferentes conexiones neuronales y desarrollan la capacidad de encontrar diversas soluciones a un mismo problema. Los expertos aseguran que los niños bilingües tiene un mejor desarrollo metalingüístico. Y eso favorece una comprensión más profunda del lenguaje y mejora el aprendizaje.

Así, son más comunicativos al poder crear frases más largas y complejas, con un vocabulario más rico.

Un estudio publicado por la revista Journal of Experimental Child Psychology afirma que a partir de 24 meses de edad los bilingües mejoran sus capacidades cognitivas, como la visión espacial o la creatividad.

Una investigación conjunta de la Universidad de Granada y la de York (Canadá) ha demostrado que desarrollan mejor la memoria de trabajo. Un área encargada del almacenamiento y procesamiento de la información, básica para realizar cálculos mentales o la comprensión lectora.

Otro informe, de la Universidad de Barcelona, considera que un bilingüe se concentra mejor por su costumbre de controlar las interferencias de un idioma a otro.

Consejos prácticos para educar en dos lenguas

La introducción del bilingüismo debe ser natural, nunca obligada. Lo importante es que el niño lo escuche siempre y se familiarice con él.

Las canciones, bailes y cuentos asientan conceptos. El niño debería estar expuesto al nuevo idioma al menos la quinta parte de su tiempo a diario.

Con películas y dibujos en versión original se familiarizarán con la diversidad.

Educar a los hijos en más de un idioma requiere perseverancia.

Los bebés perciben la musicalidad de cada idioma.

El periodo óptimo para aprender un segundo idioma parece situarse entre el nacimiento y los tres años.

Hasta los siete todavía son capaces de procesar idiomas en senderos paralelos.

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esto es para asegurarme de que eres una persona y no una máquina. Perdona las molestias.
2 + 13 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Actualizar Type the characters you see in this picture. Type the characters you see in the picture; if you can't read them, submit the form and a new image will be generated. Not case sensitive.  Switch to audio verification.