Escrito con cariño para los detractores de los baby-signos

babysigno carrito-paseo, signos para bebés

¿Estas en contra de usar la comunicación gestual con tu hijo? ¿Lo está tu madre, vecina, amiga, doula...? ¿Te han contado que es negativo, que interfiere en la comunicación natural, que es una estimulación inapropiada, que ralentizará el habla...? ¿Crees que si eres una madre “natural” basta con no hacer nada? ¿Crees que serás menos madre si signas?

Entonces este post es para tí. Lee atentamente lo que te voy a decir.

La evolución de la comunicación

Para llegar a la comunicación moderna debemos irnos al principio de los tiempos cuando los homínidos se comunicaban mediante una combinación de gruñidos, sonidos, expresión facial y gesticulación corporal.

Estudios realizados en la Sierra de Atapuerca (España) evidencian que Homo antecessor, hace unos 800.000 años, ya tenía la capacidad, al menos en su aparato fonador, para emitir un lenguaje oral lo suficientemente articulado como para ser considerado simbólico, aunque la consuetudinaria fabricación de utensilios (por toscos que fueran) por parte del Homo habilis hace unos 2 millones de años, sugiere que en éstos ya existía un lenguaje oral articulado muy rudimentario pero lo suficientemente eficaz como para transmitir la suficiente información o enseñanza para la confección de los toscos artefactos.
Además de todas las condiciones recién mencionadas, imprescindibles para la aparición de un lenguaje simbólico, se debe hacer mención de la aparición del gen FOXP2 que resulta básico para la posibilidad de tal lenguaje y del pensamiento simbólico...

(Texto extraído de la wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Evoluci%C3%B3n_humana#Aparici.C3.B3n_del_le...)

El hombre inventó el fuego, la rueda y ... ¡la comunicación!. Si seguimos repasando nuestras lecciones de historia nos daremos cuenta de que el primer lenguaje, no articulado, fue representar la realidad mediante símbolos. Todos conocemos el arte pre-histórico de las cavernas como Atapuerca que demuestran el deseo de expresar una emoción.

El lenguaje simbólico evolucionaría en un lenguaje de pictogramas (Mesopotamia), de ideografías (Egipto o China) y finalmente surgiría el alfabeto griego seguido del romano hasta llegar al día presente. Al mismo tiempo y de la mano, ha ido evolucionando el lenguaje oral.

La importancia de la comunicación no-verbal
De hecho, con el paso de los tiempos el lenguaje corporal ha pasado de un plano consciente a un plano totalmente inconsciente; sin embargo, lo usamos a diario para comunicarnos. Se dice que el 90% de la comunicación que percibe una persona de su interlocutor es no-verbal (Borg, James. Body Language: 7 Easy Lessons to Master the Silent Language. FT Press, 2010, ISBN 978-0-13-700260-3).

Sea este dato verídico o no, lo cierto es que no podemos concebir la comunicación sin el lenguaje corporal (postura, gestos, expresión facial, tono...). Cuando escuchamos a nuestro interlocutor percibimos de él o de ella una comunicación sútil a través de nuestros sentidos (el tacto, la vista, el olor) que le da forma al mensaje oral. No es lo mismo, ver a tu interlocutor darte los buenos días con buen ánimo que darte los buenos días en un tono apagado, cabizbajo, con los hombros caídos y un olor de que no se ha duchado en días. Seguramente, en este último caso, podríamos pensar que esta persona está deprimida o es un sin-techo.

Curiosamente, la comunicación virtual, a falta de comunicación no-verbal, ha desarrollado una serie de emoticonos que nos ayudan a transmitir nuestras emociones.

Por lo tanto, la comunicación gestual ha existido desde siempre y es necesaria.

Signar o gesticular es natural
Si alguién te dice que signar o gesticular o usar la comunicación gestual con tu bebé es anti-natural, pregunta en qué se basa para decir esto, porque claramente, la comunicación no-verbal está presente en nuestro código genético. Incluso los chimpacés pueden hacer un esbozo primario de lenguaje simbólico basándose en la mímica (de un modo semejante a un sistema muy simple de comunicación para sordomudos).

Los bebés oyentes no pronuncian sus primeras palabras completas hasta los 24 meses más o menos (la evolución de cada niño es única). La adquisición del lenguaje oral pasa por las fases de balbuceo, escucha, repetición de sílabas, juntar dos sílabas o más, primeras palabras, juntar dos o más palabras...
Esto no quiere decir que el bebé no se comunique con sus cuidadores utilizando otros modos de transmisión de mensajes. La naturaleza ha dotado a los bebés con la capacidad de hacerse entender mediante la utilización de sonidos, llantos, expresión facial y gestos.

La comunicación gestual en bebés
Una comunicación eficaz es clave para la supervivencia del recién nacido. Un bebé que llora es un bebé que está comunicando que le sucede algo. De hecho, existen estudios recientes que han clasificado 5 tipos de llantos distintos según la necesidad.

Alrededor de los 7 meses un bebé, que ha desarrollado su capacidad motora fina, incorpora cada vez más gestos a su comunicación e incluso imita los gestos de sus cuidadores. Por ejemplo, un bebé que aprende a decir adiós con la mano porque los adultos de su alrededor le hacen este gesto cada vez que se despiden de él.

Tiene sentido pensar que si enseñamos a nuestro bebé a gesticular adiós, o a señalar algún objeto que desea, también podemos enseñarle a gesticular otras cosas. Los bebés de padres sordos que usan el lenguaje de signos con ellos, son bebés que a los 9 meses comunican varias palabras mediante signos según investigaciones realizadas por Joseph García (Garcia, Joseph. "Baby Sign Language Research." 1986).

Entonces, ¿porqué no desarrollar un código gestual con nuestro bebé? ¿Acaso no es magnífico saber qué le pasa a tu bebé, qué prefiere para comer, si ha terminado o quiere más...?

Rigurosas investigaciones realizadas desde los años 80 demuestran un sin fin de beneficios para los niños que signaron de pequeños. Los niños que signaron de pequeños desarrollaron antes el lenguaje oral, demostraron tener un vocabulario más amplio y mejores habilidades sociales, sin mencionar el impacto en el mejorado coeficiente intelectual.

La familia que comunica permanece unida
No sólo se benefician los pequeños si no que los cuidadores mejoran sus relaciones con los bebés y sienten menos frustración y una enorme satisfacción de poder comunicarse eficazmente con su pequeño.

Abuelos, canguros, maestros, padres, hermanos, tíos, todos las personas dentro del mundo del bebé podrán comunicarse con el bebé y éste con ellos y disfrutarán de una relación otro modo inconcebible.

Estimulación temprana vs. Comunicación Gestual
Han llegado a decirme que signar es una estimulación temprana inadecuada para el desarrollo de un niño. A lo que respondo que si esto es cierto, entonces no deberíamos poner a los bebés boca-abajo para desarrollar el gateo (básico para una construcción de una base neuronal imprescindible para la consecución del aprendizaje); no deberíamos hablar a los bebés para no desarrollar su lenguaje oral; no deberíamos darles objetos que tocar para no desarrollar su sentido del tacto o la motricidad fina; etc.

Desarrollar el intelecto de nuestro bebé es algo positivo pero lo más importante es que signar con tu bebé es una forma natural de comunicarte con él; y que puedes, gracias al descubrimiento de personas como Joseph García, desarrollar un código gestual amplio que te ayudará a entender a tu bebé en todo momento. Un bebé que es comprendido, es un bebé cuyas necesidades son atendidas adecuadamente; un bebé cuyas necesidades fueron atendidas es un bebé feliz; un bebé feliz es un potencial adulto feliz (las ansiedades sufridas en la infancia se manifiestan en edad adulta).

Signar con tu bebé es acompañar a tu bebé en su desarrollo. Signar es natural. Tu bebé está deseando que le enseñes más signos para que te pueda decir todo lo que pasa por su linda cabecita.

No dejes que nadie te juzgue por querer lo mejor para tu hijo. No serás menos madre por no signar, pero si sí signas con tu bebé te garantizo que evitarás muchas frustraciones por ambas partes debidos a la falta de comprensión. Lo atestiguan la multitud de testimonios de madres satisfechas de haber emprendido la comunicación gestual con sus bebés.

La próxima vez que te digan que signar es anti-natural o que es una estimulación inapropiada o que ralentiza el habla remíteles a fuentes de información fiables.

Tags: 

Comentarios

artículo

Gracias por este artículo tan interesante Claudia. Cuando alguien afirma algo sin fundamento y sin antes documentarse se evidencia a si misma, y lo más triste, limita sus propias capacidades.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esto es para asegurarme de que eres una persona y no una máquina. Perdona las molestias.
4 + 16 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Actualizar Type the characters you see in this picture. Type the characters you see in the picture; if you can't read them, submit the form and a new image will be generated. Not case sensitive.  Switch to audio verification.