Los diferentes métodos de Baby-Signos

Mis primeros signos para bebés

Existen varios métodos para enseñar los Signos para Bebés. Al originarse en Estados Unidos es obvio que casi todo el material existente está basado en la Lengua de Signos Americana (LSA).

A partir de ahí podemos encontrarnos con 4 escuelas principales:

1. Signos para Bebés que son idénticos a la Lengua de Signos Americana (LSA).
2. Signos para Bebés basados en LSA y modificados para que resulten más fáciles.
3. Signos para Bebés inventados por uno mismo en casa y basados en gestos típicos de un bebé.
4. Una combinación de LSA y signos inventados.

Cada idioma tiene su propia lengua de signos e incluso dentro de una misma lengua existen variaciones por región. En España tenemos la Lengua de Signos Española (LSE) y la Lengua de Signos Catalana (LSC) como lenguas oficiales.

Porqué usamos la lengua de signos americana

Personalmente, he probado los 4 métodos y también he probado a utilizar la Lengua de Signos Española (LSE). Finalmente, me he decantado por el método basado en Lengua de Signos Americana y adaptado a bebés. Esto es porque los signos americanos son más intuitivos y sencillos que los signos españoles y porque existe mucho material didáctico (gratis) basado en los signos americanos adaptados a bebés; por lo que si un padre quiere encontrar material de apoyo puede hacerlo y mantener una coherencia con lo aprendido.

Debemos tener presente que nuestro objetivo no es aprender una lengua de signos para comunicarnos con la comunidad sorda, sino aprender algunos signos para que nuestro bebé pueda comunicarse mejor.

El hecho de que utilicemos el diccionario de una lengua oficial de signos es sólo para no tener que inventarnos nuestros propios signos; y que esa lengua oficial resulte ser la Lengua de Signos Americana es sólo para mantener una homogeneidad a nivel global.

¿PorquéŽ no usar el méŽtodo de los signos inventados en casa?

En principio, puede parecer que inventarse signos es más fácil, que aprenderse un diccionario de signos.

Sin embargo, si hacemos esto existe el gran inconveniente de que tendremos que asegurarnos que las personas que nos rodean aprenden nuestros signos también y esto no es fácil ya que no existe una referencia escrita.

Además, es posible que nos olvidemos del signo que habíamos inventado, por ejemplo, en el caso de un segundo hijo; teniendo que inventarnos otra vez el signo y confundiendo a los niños.

Otra ventaja de estudiar los Signos para Bebés basados en un idioma oficial es si hay otros bebés a tu alrededor que también están estudiando lengua de Signos, tu bebé podrá comunicarse con ellos.

Eso no quita que si en un momento dado necesitas darle un signo a tu hijo y no puedes buscarlo, te lo inventes. En este caso, trata de que el signo sea lo más icónico posible o que destaque una cualidad del objeto en cuestión. No olvides apuntar el signo en tu diccionario para tenerlo como referencia más adelante.

También te encontrarás con que tu bebé se inventará sus propios signos; en este caso, sigue la corriente a tu hijo y adopta su signo como signo preferente.

La comunicación gestual, al igual que la oral, es un lenguaje vivo y flexible. Disfruta de ella, pero elije un método y sé coherente con él para facilitar la comunicación a largo plazo.

Tags: